depresion_postvacacional

 

Tras terminar el verano se acaba la relajación, el sol, la playa, esos ratos en terrazas con los amigos, esas noches largas de risas y sobre todo “SE ACABÓ EL LEVANTARSE TARDE”. Pero no nos asustemos, también podemos disfrutar del regreso a la rutina y de la brisa fresquita que se va acercando cuando llega septiembre.

 

Observamos que algunos de los pacientes que acuden en estas fechas a consulta, manifiestan ansiedad y un estado anímico bajo por dejar las vacaciones y volver al trabajo. A esto es lo que se le llama “SÍNDROME POSTVACIONAL”. Es algo normal, NO OS ALARMÉIS, desde INTEGRA os dejamos 5 pautas que puedes llevar a cabo para no caer en dicho síndrome.

 

1. EMPEZAR LA RUTINA UNOS DÍAS ANTES: Cuando estamos de vacaciones no somos conscientes del tiempo, por ello si regresamos unos días antes a casa y empezamos a levantarnos temprano, a preparar las cosas del trabajo, etc,… estamos avisando a nuestro cerebro que dentro de poco tenemos que estar en acción.

2. IR POCO A POCO CON LAS TAREAS: No debemos comenzar al 100 % con las cosas que tengamos que hacer en nuestro trabajo ya que de esta manera podremos padecer de fatiga emocional. Tenemos que ser conscientes que hemos pasado una gran temporada sin hacer nada relacionado con nuestro trabajo y el comienzo de la rutina debemos realizarlo de una manera paulatina.

3. ELIMINAR LOS PENSAMIENTOS O CREENCIAS IRRACIONALES: Creemos que las vacaciones son la única vía de escape que tenemos para desconectar, y eso no es cierto. Pensad que la rutina es beneficiosa para nuestro estado mental y psíquico, por lo cual debemos intentar disfrutar de los pequeños descansos que nos ofrece nuestro trabajo. Ir a tomar café con los compañeros, contarnos cómo nos ha ido el verano, risas con los demás,… son cosas que podemos disfrutar dentro de nuestra rutina diaria..

4. RETOMAR RUTINAS DE OCIO: A parte de comenzar el trabajo, debemos plantearnos establecer planes para nuestro ocio. Los profesionales de INTEGRA les recomendamos a nuestros pacientes que el deporte es algo muy beneficioso para desconectar del trabajo y las responsabilidades.