Los últimos estudios confirman que la implicación de los padres y madres en la tarea educativa del colegio facilita los procesos de adaptación y académicos del/ de la niñ@ y tiene una aportación positiva tanto en los padres y madres como en l@s profesor@s.

– Para l@s profesor@s es una ayuda, ya que a través de la información que reciben de la familia pueden conocer mejor a sus alumn@s y mejorar su actuación docente.

– Para la familia, supone una experiencia formativa, desarrollando nuevas habilidades para el trato con sus hij@s. De tal manera que padres, madres y maestr@s pueden aprender unos de otros.

– Respecto a l@s niñ@s, se ha comprobado que suelen dedicar mayor tiempo al estudio, tienen una actitud más positiva en clase y su grado de integración en el colegio es mayor, por lo que sus resultados académicos tienden a ser mejores.

Colegio

Los tres errores en los que nunca debes caer como padre o madre son:

– No respetar la línea de la escuela: Algun@s padres y madres, movidos por la impaciencia, intentan enseñar a sus hij@s a leer o a calcular por sus propios métodos, o les ponen tareas de refuerzo en casa, sin tener en cuenta que quizá están interfiriendo en el ritmo o el método pedagógico que sigue la escuela.
– Cuestionar a l@s profesor@s: No apoyarles, mostrar constantemente desacuerdos con el/la maestr@ en presencia de l@s hij@s, es otra conducta errónea, pues el/la niñ@ aprovechándose de esa situación, puede manipular y poner en contra a unos y otros. Entendamos que l@s profesor@s tienen una visión privilegiada de sus alumn@s, que en ocasiones es diferente de lo que ést@s muestran en casa y es muy importante que estemos al tanto de ello.
– No supervisar las informaciones que el/la profes@r nos hace llegar por medio de nuestr@ hij@ (mediante notas o en la agenda) o no asistir a las tutorías, pero “avasallar” al/ a la profesor/a a la salida de las clases.
Por lo tanto, la complicidad entre padres, madres y profesor@s y el compartir información entre todos, ayuda a que el/la niñ@ progrese adecuadamente tanto a nivel académico como en lo que se refiere a su actitud y comportamiento tanto en casa como en el cole.

Por Esmeralda Vázquez Conchas
Psicóloga Col. nº AN- 05465