Este artículo va dedicado a todos y todas las personas que estén pasando por un duelo sentimental.

ruptura

Cuando una relación de pareja se rompe llega el momento de pasar  por un proceso llamado “DUELO”. El duelo es algo normal en esos momentos y tenemos que intentar llevarlo como podamos. Muchas de las personas que acuden a consulta es por este motivo. Cuántas veces hemos escuchados en Integra decir: “DOCTOR NO PUEDO MÁS,  LA CABEZA ME ESTALLA PORQUE NO PARO DE PESAR EN ÉL/ELLA, ME SIENTO MAL, ABATIDO/A SIN GANAS DE NADA…” y nuestra pregunta es: ¿Cuánto tiempo ha pasado desde su ruptura?….”Pues dos días”. Es decir, nada de tiempo.

Cuando rompemos con nuestra pareja, es normal que nos sintamos de esa manera, es un proceso que tenemos que pasar y no hay soluciones mágicas para evitar este duro proceso. Ahora bien, si ha pasado más de dos meses y te sientes igual o peor que el principio, puede ser que te hayas estancado en el proceso del duelo, y ahí si es cuando debéis pensar en pedir ayuda.

Este estancamiento suelen padecerlos personas que nunca se han querido así misma (Metafóricamente) y que han necesitado una dependencia de un ser amado.

Las personas que se sienten infravaloradas, con baja autoestima, con complejos, dependientes etc… son las personas que en un futuro podrán tener problemas psicológicos graves cuando se vean sin la persona que amaba, sea por rupturas, distanciamientos….tenemos que saber que, para querer a otra persona necesitamos querernos a nosotros mismo, no depender de nadie y sobre todo “no dar la vida por nadie”. Esa dependencia obsesiva casi siempre acaba mal, ya que nunca seremos felices con lo que tenemos, probablemente pediremos más a los demás y necesitaremos un apoyo para todas las cosas que preveamos.

Por otra parte, son personas celosas y egoístas. Como todos sabemos, las personas celosas equivalen a “MIEDOS”, miedo a que lo abandonen, miedo a  no satisfacer a su pareja, miedo a quedarse solo y así podríamos escribir infinitos miedos que pasan por esas mentes.

Así pues, lo primero que tenemos que hacer, antes de empezar una relación, es mantener nuestra autoestima bien alta, querernos a nosotros mismos y no olvidar quienes somos. El ser humano somos puro aprendizaje y si aprendemos a querernos, nos será más fácil de aprender a ser feliz.

No olviden que el camino de la vida es largo y podemos enamorarnos y desenamorarnos millones de veces, pero si aprendemos a ser felices con nosotros mismo, no sufriremos tanto. Asimilaremos el duelo y seguiremos para adelante, concienciados que otra persona estará esperando nuestra llegada.

SI ESTÁN EN UN PROCESO DE DUELO Y NO SABEN COMO SALIR, NO DUDEN EN CONSULTAR CON UN PROFESIONAL YA QUE LLEGÓ LA HORA DE ESCUCHARNOS A NOSOTROS MISMOS  Y DECIDIR SER FELICES PARA SIEMPRE.