descarga

La psicoterapia es un proceso de comunicación entre un psicoterapeuta (es decir, una persona entrenada para evaluar y generar cambios) y una persona que acude a consultarlo («paciente» o «cliente») que se da con el propósito de una mejora en la calidad de vida en este último, a través de un cambio en su conducta, actitudes, pensamientos o afectos.

 

¿A QUIÉN VA DESTINADA LA PSICOTERAPIA?

Por un lado, está orientada a aquellos pacientes con un trastorno psicológico (por ejemplo, ansiedad, depresión, fobias, anorexia, bulimia, adicciones, etc.).

En estos casos, el objetivo principal de la terapia será, en primer lugar, el control de los síntomas que se presenten y el aprendizaje de estrategias y habilidades que prevengan la reaparición de los síntomas.

insomnio

Por otro lado, la psicoterapia también está orientada al crecimiento personal y a la solución de problemas.

No es necesario presentar un trastorno psicológico para poder beneficiarse de la ayuda terapéutica.

 

 

FASES DE LA PSICOTERAPIA

La psicoterapia se compone de  4 Fases:

  1. Evaluación. Es la primera fase y suele tener una duración aproximada de dos sesiones.
  2. Explicación de la hipótesis. Está segunda fase, a la que no se suele dedicar más de una sesión, está destinada  a transmitir al paciente toda la información relevante sobre su problemática: Qué le ocurre, Por qué le ocurre y, sobre todo, una explicación detallada del plan de tratamiento.
  3. Tratamiento. En esta fase el paciente aprende nuevas estrategias para enfrentarse a sus problemas, para modificar sus pensamientos negativos, mejorando en cada sesión y reduciendo el malestar.
  4. Seguimiento. El punto de inicio de esta fase viene dado por la consecución de los objetivos terapéuticos marcados en las primeras fases.

 

FRECUENCIA Y DURACIÓN DE LAS SESIONES DE PSICOTERAPIA

La frecuencia de las sesiones viene dada por el caso concreto que presenta el paciente; no obstante, como norma general,las primeras sesiones de la terapia suelen tener una frecuencia de visitas semanal.

La duración de las sesiones suele estar comprendida entre los 45 y los 60 minutos.